26/07/2017

Redacción Games4U

La increíble fábula de Rime

Aventura, Puzzle, Xbox One, PS4, PC, Nintendo Switch 

Soy un gran fan de jóvenes héroes. La idea de un niño enfrentar peligros que parecen estar más allá de su capacidad, utilizando sólo su coraje y perseverancia, me encantan  así como cuentos de Peter Pan, La historia sin fin y Harry Potter siempre tuvieron un lugar en mi corazón. Por eso, Rime me encantó, porque el nuevo trabajo del estudio español Tequila Games trae muchas de las características que están presentes en las fábulas infantiles que conocemos de nuestra infancia.

Seguimos aquí la historia de un chico que, tras una gran tormenta, acaba por llegar en una pequeña isla. Él necesita explorar los misterios del lugar para que pueda encontrar el camino de vuelta a casa. La exploración es la base de la experiencia que Rime quiere proponer y eso se queda claro desde los primeros momentos del videojuego, cuando al no dar ninguna indicación clara sobre lo que debería hacer, el juego nos deja libre para explorar y conocer sus misterios.

Al principio, todo lo que yo hice fue caminar  sin rumbo, mirando aquí y allá sin grandes pretensiones, mientras me acostumbraba con los comandos y admiraba la belleza de los escenarios, algo que se repitió muchas veces durante mi aventura. Lleno de construcciones imponentes, pero que están dispuestas de manera harmoniosa con la naturaleza alrededor, el título tiene una estética de dibujos animados que abusa de colores fuertes y vibrantes, dando la impresión de que nuestra aventura se pasa en las páginas de un libro infantil.

Igualmente harmoniosa es la banda sonora del juego que, a pesar de ser un poco repetitiva en algunos momentos, trae un clima grandioso de aventura que siempre busca enaltecer nuestra jornada y mostrar que nuestras acciones son importantes y llenas de significado en la vida de nuestro pequeño héroe.

Rime

Redacción Games4U

Rime

FÁCIL, PERO MUY INTERESANTE

A pesar del tono épico, Rime no es una aventura desafiante. Estamos siempre escalando paredes, saltando entre obstáculos, colectando objetos para usarlos en otro lugar, entre otras acciones típicas de los videojuegos del género plataforma, pero ninguna de estas acciones trae grandes dificultades. Y la opción del diseño gráfico es claramente intencional. Al desear que yo llegara al final de la jornada y comprendiera la historia que estaba queriendo contarme, el juego evitaba colocar elementos que interrumpiesen sin necesidad mi progreso y, de esta forma, no existen enemigos para enfrentar o elementos de plataformas y rompecabezas muy complejos.

Pero si el nivel de dificultad no es tan complejo, el juego necesitó encontrar otra forma de entretenerme y fue posible lograrlo al dar dinamismo a la jugabilidad, usando elementos variados de gameplay. Siempre existía una cosita diferente para hacer: en algunos momentos estaba saltando entre plataformas, en otros sumergía en el inmenso océano, para luego huir de un enemigo que insistía en perseguirme. Y después ya estaba entretenido en desafíos que utilizaban un interesante sistema de perspectiva.

Nunca me quedé atrapado en una misma acción durante mucho tiempo durante mi campaña y eso ayudó a mantener el interés que el juego quería mostrarme, siguiendo adelante para explorar un nuevo lugar y buscar pequeños elementos escondidos por el escenario, que siempre me animaban a desviar de mi camino para descubrir qué tesoros podría encontrar.

La historia de Rime es otro punto que mantuvo mi interés en el juego. Con una narrativa que se pasa de forma indirecta, la mitología de aquel universo es transmitida a través de elementos de los escenarios, como dibujos impresos en las paredes y objetos que encontramos por el juego, que hace un buen trabajo en liberar sólo algunas informaciones importantes y dejar que el jugador llene los espacios por su cuenta. Es una lástima que en sus momentos finales el juego huya de esa estructura para finalizar su historia con una gran revelación.

Aunque me guste la resolución del juego –que se mostró mejor construida de lo que yo había imaginado –, el rápido cambio en la estructura narrativa me molestó y confieso que prefería que el título hubiera mantenido su historia de forma subjetiva y me dejara interpretarla a mi manera, como sucede en juegos como Journey, Inside y Abzu.

UN HÉROE VERDADERAMENTE CARISMÁTICO

A pesar de tener problemas con los rumbos tomados por la historia del videojuego, el protagonista de este pequeño cuento es un gran acierto en todos los sentidos.

Con ropas raras que lo dejan parecido a un principito de algún reino lejano, el héroe es lleno de carisma a pesar de su estructura débil, que refleja su fragilidad y enaltece aún más la dureza de su jornada y de los desafíos presentes en aquel mundo inexplorado.

Claramente hubo un cuidado especial al elaborar las animaciones del protagonista, ya que es a través de su movimiento que nos identificamos con el joven. La manera como baja las escaleras es desarticulada, al igual que su forma correr por los ambientes, e incluso el hecho de temblar de miedo en momentos más tensos crean una empatía inmediata con él.

Por otro lado, el videojuego pierde una buena oportunidad de profundizar la relación del joven con otros personajes, en especial con la zorra que lo acompaña a lo largo de la aventura. El pequeño animal nos indica qué camino seguir y aunque el título claramente quiera establecer una relación entre ella y el joven, los dos quedan demasiado separados durante la aventura para crear un vínculo importante.

Pero independiente de pequeñas fallas, Rime se muestra una jornada sencilla y cautivadora, que trae un clima de aventura mezclada con la ingenuidad. Un cuento infantil apasionante y que espero poder jugar con mis hijos algún día.

 

compartilhe

Confira as notícias e vídeos do mundo dos games

Así será el modo MyPlayer en NBA 2K20
No hay planes de llevar Need For Speed Heat al Switch
Trunks también será jugable en Dragon Ball Z: Kakarot
La quinta generación de Pokémon está por llegar a Go
Rockstar podría anunciar un nuevo juego muy pronto